martes, 15 de septiembre de 2009

1- Día 14 de febrero

Me descolocaba mucho cuando, al entrar en el videoclub, nada más atravesar la puerta, ya le estaba buscando. Intentaba ubicarle sin que se me notara mucho, bueno no, sin que se me notara nada.

La química funciona sin que podamos controlarla, está demostrado por la ciencia. ¿Quién no se ha topado con alguien por la calle y, sin saber por qué, ha sentido como el estómago le daba un vuelco? En ese momento, sin explicación aparente, se siente como algo en nuestro interior nos grita: “no sé por qué, pero quiero conocerte”. 

Pero ¿cómo puede ser posible que, sin conocer a alguien, podamos sentir algo parecido, sino idéntico, al amor? ¿Cómo puede ser esa atracción tan fuerte? En ese momento todas las reglas de la lógica se rompen… ¿por qué me tiembla todo cuando está cerca? ¿por qué me pongo nerviosa sólo con mirarle?”

Nunca olvidaré la primera vez que le vi. Era un viernes, uno de tantos en que me quedo en casa. Nunca he sido muy marchosa. A mí la noche no me confunde, simplemente no me llama. Tengo la suerte o la desgracia de que mi trabajo me encanta y me consume. Mis amigas no hacen más que reprochármelo, “a ver cuando dejas de trabajar tanto y piensas un poco más en ti”. Sé que se preocupan por mí y que lo hacen por mi bien pero, desde mi última ruptura, el sexo de Adán no me interesaba.

Lo dicho, tengo suerte, mi trabajo me encanta.Últimamente me han pasado cuentas importantes de países europeos, así que viajo bastante. Y cuando llega el viernes, si estoy aquí, al salir de la oficina activo el piloto automático y aparezco en el vídeoclub.


“Aquel Viernes”, era un día especial para muchos: 14 de Febrero, "San Valentín". Entré en el videoclub sin darme cuenta de que estaba casi vacío. ¿Cómo no? La gente celebra esos días... nunca lo he entendido, pero así es.

5 comentarios:

  1. Me ha gustado, seguiré leyendo

    ResponderEliminar
  2. Solo he leído un cápitulo y ya me he enamorado de esta historia porque en esta presentación ya pude ver que es una chica que sufre, siente y piensa parecido a mi y soy de las tipicas que les encanta leer historias en las que se sientan identificadas =) Segura estoy que aprenderé mucho de ella! VAN me encanta como expresas los sentimientos en palabras. ¡no pares de escribir!

    ResponderEliminar