jueves, 11 de marzo de 2010

16- En "Tierra de Nadie"

Las quedadas de nuestro Club normalmente son en mi bar preferido. Está junto al mar, en una zona tranquila que, desgraciadamente, se está poniendo bastante de moda, pero que hace un tiempo descubrí cuando aún era más o menos “virgen”.

El local se llama “Tierra de Nadie”. La dueña, Marina, es una tía fenomenal, pero, sobre todo, muy especial. Montó el bar hace unos años. Tengo entendido que había sido un “crack” de las finanzas en un banco en Madrid o Barcelona, pero tuvo una depresión a causa del estrés por la presión de la vida moderna y todas esas cosas que están acabando con mucha de la gente joven de hoy. Así que Marina lo dejó TODO, el trabajo asfixiante, los horarios de veinticuatro horas al día de trabajo, los ordenadores, los libros, las reuniones en París… y, por supuesto, un sueldazo que le permitía llevar una vida llena de glamour, cenas en lugares súper “in” con gente súper “cool” y todo lo que la mayoría de mujeres quieren y envidian a las top models, actrices o casadas con cualquier individuo que gane muchísimo dinero, ya sea trabajando honradamente todo el día, inventando algo, cantando, actuando, jugando a fútbol o robando a mansalva, ¡es totalmente indiferente! Chanel y Dior lo valen.

Había oído comentar que Marina había montado el “Tierra de Nadie” gracias a que tenía un colchoncito de ahorros bastante considerable. Por lo visto, cuando empezó a encontrarse mejor de la “depre” se vino de viaje de relax con una amiga, y las vacaciones se alargaron tanto que al final se convirtieron en un cambio de domicilio y, posteriormente, en un nuevo empadronamiento de ambas aquí. Montaron el bar juntas pues decidieron dejar de fantasear con cambiar de vida y poner en práctica toda esa teoría maravillosa que te recomiendan en las revistas que toda mujer moderna debe devorar cada mes. En resumen, ellas hicieron eso que todos pensamos de dos a veinte veces al día que deseamos hacer pero que no llegamos a hacer NUNCA.

El bar tiene una terraza prácticamente sobre el mar. Está decorado con muy buen gusto, mezclando un poco lo barroco con lo hippie, una extraña combinación que queda fenomenal. Siempre hay música “Chill out” sonando y la gente que se sienta fuera, a menudo fuma porros, cosa que nadie les prohíbe, aunque si les pillaran es asunto suyo. En resumen, el prototipo ideal de bar que ahora está de moda.

Lo llamaron “Tierra de Nadie” porque querían que fuera un lugar a parte del resto del mundo, de cualquier ciudad, de cualquier país… que fuera un sitio donde dirigirse para desconectar de “Nuestra Tierra” y encontrarse en suelo neutro. Esto me lo explicó Marina un día en que le dije que me gustaba mucho el nombre y que si se le había ocurrido a ella.

— Yo siempre he vivido donde me han dicho que viviera o donde por mi trabajo tenía que vivir, ahora vivo en el lugar en el que YO quiero estar y no deseo que su nombre aparezca en ningún mapa del mundo— dijo con la mirada perdida como respuesta. Supongo que se había fumado algo, porque no entendí exactamente el significado de su respuesta, pero suena muy profundo, eso no se puede negar.

Las malas lenguas dicen que Marina, a parte de perder el interés por el tipo de vida y trabajo al estilo Ally Mc Beal, los coches, el dinero, las drogas (las malas lenguas son muy malas), también había perdido el interés por los hombres (cosa que a veces creo que deberíamos hacer todas, dicho sea de paso) y había vivido una historia tórrida y apasionada con Mica ( su compañera de vacaciones, socia del bar al principio y, según dicen, pareja). Por lo visto Mica era bastante rara, en el sentido de que, a diferencia de Marina que es extrovertida, divertida, nerviosa… era tímida, introvertida, callada, correcta, eso sí, pero algo seca. También era, por lo visto, un cañón de tía con unos ojos que todo el mundo juraba no haber visto iguales jamás.

Fui por primera vez al “Tierra de Nadie” con una amiga que es muy hippie, pero de verdad. Fue hace unos cuatro años, cuando la zona no estaba de moda como ahora, y el bar de Marina, aun así, se encontraba bastante concurrido, pero por gente mucho más auténtica que la que ahora lo frecuenta. Me encantó desde el primer momento cuando lo vi por fuera, y me sentí tan a gusto allí que desde entonces no he dejado de ir. Es un lugar que me da paz y donde me siento yo, puedo pensar con tranquilidad y relajarme... en Tierra de Nadie pero que siento muy mío.

19 comentarios:

  1. Me encanta!!!! jejeje
    (Soy Lorena! he firmado varias veces como anónimo en otros capítulos del relato!)

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Lorena, me alegra que te guste! me anima a seguir! ;-)

    ResponderEliminar
  3. Hola, quiero saber como sigue la historia con Lucas y con JAvi.
    Me encanta como escribes.
    Mucho love para ti, desde Galicia.

    ResponderEliminar
  4. Hola Saroneh, claro que sigue la historia con Lucas y Javi! lo que pasa que al ser un blog y no una novela esto va dosificado, me sabe mal no tener tiempo de darme más prisa, voy a intentar actualizar un par de veces por semana! espero vuestros comentarios.
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. existe ese lugar en realidad?? me encantaría conocerlo...

    ResponderEliminar
  6. Hola Van. Te he descubierto por otro blog y tengo que decirte que me tienes totalmente enganchada. Me siento tan identificada con tantas cosas de las que escribes... no lo dejes nunca de hacer. Es fantástico. Mil besos.

    ResponderEliminar
  7. El Tierra de Nadie existe! pero en mi imaginación... para conocerlo sigue por aquí!;-)

    ResponderEliminar
  8. Estoy totalmente enganchada desde las 9h que he empezado a leer, y he olvidado todo el trabajo que tengo!!!!! Genial los relatos... queremos más de Lucas y Javi!!!!!!! Es genial identificarse con alguno de los personajes! Un besote y gracias

    ResponderEliminar
  9. Me encanta tu historia, me acabo de enganchar...y seré una fiel seguidora tuya...

    Gracias :)

    Eli

    ResponderEliminar
  10. me gustaaaaaaa!!! quiero mas de "ojos rasgados" :)

    ResponderEliminar
  11. Veo que vas a estar muy entretenida escribiendo para todos tus seguidores... ahora que tienes 2 historias en marcha, más tus posts meditativos...
    Enhorabuena!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Por favor sigueeeeeeee

    ResponderEliminar
  13. Me encantaaaa!! Lo descubrí ayer y quiero más!!

    ResponderEliminar
  14. He empezado a leer y no he podido parar hasta terminar,
    me encantaa!!! enhorabuena!

    ResponderEliminar
  15. ¡Ey! Me encanta.

    La vía de las oposiciones me ha llegado al alma. Es un camino angosto y duro... Así que entre ley y ley, me regalo uno de tus relatos.

    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  16. Queremos mas de " ojos rasgados"" ^^

    ResponderEliminar
  17. que te publiquen un libro por favor!! me encanta!!

    ResponderEliminar
  18. "Tierra de Nadie" me parece el lugar que llevo toda la vida buscando, pero no lo encuentro...me puedes dar la dirección?

    ResponderEliminar
  19. La dirección del Tierra de Nadie está en la cabeza de cada uno... en cómo te puedes imaginar que es y dónde puede estar...

    ResponderEliminar